Exposiciones

  • Exposición de esculturas

    Del 15 al 30 Junio de 1.995

    Caixa de Galicia. O Barco de Valdeorras.(Orense)

    Caixa Galicia Junio 1995 1

    Caixa Galicia Junio 1995 2En el aula de cultura de Caixa Galicia expuso sus esculturas Marisa Ordóñez. De una amplia trayectoria en Cataluña. Vive del arte y para el arte, apoyándose en su propio taller y en la enseñanza, asi como su innata capacidad para el dibujo. Su escultura está inscrita en un realismo aliviado de detalles que le permite alcanzar la máxima simplificación.

    Pilar de la Sierra
    REVISTART. Revista de las Artes nº 5, 1995

    Obra

    Supervivientes Supervivientes  
    mármol de Almeria
    51 x 38 x 15 cm
    Meditacion Meditación
    bronce
    36 x 30 x 28 cm
    Esperando Marinero Esperando al marinero
    bronce
    37 x 28 x 25 cm

    Publicaciones

    La Region 17-6-1995 Valdeorras1995 exp caixa Galicia

  • Exposición de dibujo y escultura

    Del 5 al 10 Abril de 1.994

    Cercle Artístic de Sant Lluc. (Barcelona)

    Exposicion Cercle Artístic de Sant Lluc 1994

    Especial dedicación presta esta artista, a la estética y a la geometría, aspectos que influyen de forma determinante en su forma de trabajar la materia. La escultura que realiza esta inscrita en un realismo aliviado de detalles que le permite alcanzar la máxima simplificación poniendo de relieve formas rotundas con precisiones geométricas en su tratamiento.

    Sus figuras, partiendo de una serena construcción, apuntan actitudes anímicas potenciadoras de la creatividad que le impulsan a realizar un tratamiento esquemático de la obra. Juega en ocasiones con el corte de las superficies y las calidades propias del mármol para acentuar el carácter de la construcción, la riqueza de matices y la pureza de líneas. Una obra, la de Marisa Ordóñez, basada en la realidad, pero actual y que denota que la artista sabe lo que no quiere hacer.

    José E. Perallón
    Revista de las artes MARTE.
    Barcelona 1994

    Obra

    .....

  • Seres reales seres imaginarios

    Del 15 Marzo al 15 Abril de 1.994

    Galería TUSET (Barcelona)

    Seres reales seres imaginados 1994

    La obra escultórica de Marisa Ordóñez es fruto de una búsqueda constante de nuevas formas y materiales, a través de diversas etapas de investigación, preocupándose tanto por la técnica como por el concepto. Últimamente ha conseguido la realización de piezas muy originales; unas en mármol rosa de Gádor, y otras en bronce, de acabados lisos muy pulidos y de aristas vivas muy pronunciadas que siguen con armonía los ritmos y curvas de los contornos. Marisa Ordóñez sabe explotar las posibilidades que ofrece la materia; el mármol en bruto ya le sugiere la forma de sus piezas. La venas, la dirección, el movimiento, el color, el acabado. Esta sensibilidad la hallamos también en el proceso creativo: cierta emoción ante el proceso que comienza ya desde la idea y sigue intensa hasta el final pasando por momentos críticos que la artista va solucionando. Estos momentos de angustia resultan siempre necesarios y son muy fructíferos. Dedicarle más tiempo a su pasión, la escultura, es el gran reto de Marisa Ordóñez.

    C. Michel
    Presentación de la exposición Seres reales, seres imaginarios

    Críticas y comentarios

    Desde el año 1983 expone más o menos regularmente en Barcelona, lo ha hecho quince veces entre individual y colectivamente.

    Se trata de la obra de una escultora que nos demuestra primero, que ha aprendido muy bien, las bases del dibujo, puesto que nos presenta en la misma muestra una colección muy interesante de sus esbozos, donde queda presente su ascendencia puramente mediterránea debido a la forma y al modo de entender los volúmenes y la esbeltez.

    En cuanto a la obra tridimensional, hay que decir que está enmarcada también dentro de la escultura mediterránea, tal vez hay alguna diferencia, entendiendo el gusto personal o la personalidad de la artista.

    Toda su obra, dentro también de la idea figurativa, está enmarcada en las insinuaciones, en la armonía, en el ritmo y en la calidez de espíritu y de la sensibilidad, que conjuntada con la serenidad y la sensibilidad que se aprecia en toda su obra, hacen que toda ella tenga una auténtica validez y un deseo de ver que haya llegado a las citas más altas del mundo del arte en la escultura, se lo merece por su obra.

    JOSEP MARESMA PEDRAGOSA
    Crítico de arte. Miembro de ICOM

    Obra

    Supervivientes Supervivientes 
    mármol de Almeria 
    51 x 38 x 15 cm
    PASCUA 1993 Mármol negro de Calatorao Pascua 
    mármol negro de Calatorao 
    37 x 27 x 12 cm
  • Rimes i formes

    Del 13 al 28 Mayo de 1.993

    Centre Cívic Matas i Ramis. (Barcelona)

    Rimes i formes cartel 1993Signo, gesto, curva, expresión fugaz, material sensual, actitud efímera

    Viaja a través de los prolegómenos de la curva, sube y baja, asciende y desciende, en ocasiones varias veces, rodeando monumentos que son otras curvas. Formas femeninas, la mujer como norte de la humanidad, que asciende y desciende, fomentando el calor de la vitalidad del gesto, que se sale de lo programado, pero, a la vez, vuelve a sus límites, controlado, como cuando un cantante de ópera modula y enseña su respiración abdominal.

    Marisa Ordóñez, tanto en su producción pictórica como en escultura, emplea la mujer como eje principal de su discurso plástico.

    No es partidaria de ángulos rectos ni de excesivas líneas, de ahí que todo sean curvas, que modelan, persiguen, estructuran, liberándola de corsés pre-establecidos a la mujer, considerada como personaje, pero antes símbolo, fragmento de una poesía inconclusa, que no acaba de liberarse, soltarse con entera liberad.

    Hay un principio de realismo que subsiste, perdurando en la vitalidad encontrada de la armonía formal, que descansa en el signo, gesto, curva, expresión fugaz, que se expresa en el material sensual –unas veces madera, otras piedra arenisca y también en mármol-, buscando ir más allá de la actitud efímera, dado que no capta el momento, sino el instante del momento. Pero, lo hace de tal manera, que la inmortaliza, es decir que, sin renunciar al gesto, es capaz de viajar a la velocidad de la luz, permitiéndole ser divina y humana a la vez.

    Joan Lluís Montané
    De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

    Obra

    ..........